cerrar X
Usuario:
Contraseña:

Dormir para adelgazar

87566609Ya sabes que comer bien y hacer ejercicio van de la mano para controlar el peso, pero ¿qué pasa con el sueño? ¿Alguna vez has pensado que la privación de sueño podría frustrar tus esfuerzos para perder peso? Investigaciones actuales muestran que el sueño afecta de varias maneras las hormonas de tu cuerpo y el metabolismo.

En primer lugar, la restricción del sueño aumenta los niveles de cortisol en tu cuerpo. El cortisol es la hormona del estrés, y niveles elevados de esta hormona promueven el almacenamiento de grasa. La obesidad suele aumentar el cortisol, mientras que la pérdida de peso por lo general disminuye el cortisol. Este aumento en el cortisol como resultado de la falta de sueño podría fomentar un mayor almacenamiento de grasa.

En segundo lugar, la restricción del sueño refleja ciertas características de la diabetes Tipo 2. Las personas con diabetes Tipo 2 producen insulina, pero la insulina no es efectiva para eliminar los hidratos de carbono (glucosa) de las células de la sangre. A esto se refieren a menudo como «resistencia a la insulina» y acaba con azúcar en la sangre. Dado que los individuos privados de sueño presentan una resistencia a la insulina similar, se cree que la falta de sueño puede aumentar el riesgo de diabetes Tipo 2.

Por último, la privación del sueño aumenta el apetito gracia a varios mecanismos. Básicamente, las personas tienden a comer más cuando están durmiendo menos, simplemente porque hay más tiempo en el día para comer. Las personas cansadas también tienden a combatir el agotamiento consumiendo más alimentos.

Recientemente unas investigaciones han revelado que la falta de sueño también afecta dos hormonas que regulan el hambre y la saciedad. La restricción del sueño aumenta la grelina y disminuye la leptina. La grelina es una hormona que aumenta antes de las comidas y disminuye después de comer, por lo que se cree que estimula el apetito. La hormona opuesta es la leptina, que suprime el apetito y aumenta el metabolismo. Debido a la falta de sueño aumenta la grelina (el apetito) y disminuye la leptina (la saciedad y el metabolismo), por lo que serás más propensa a comer en exceso y aumentar de peso si no duermes lo suficiente.

De acuerdo con la National Sleep Foundation, el estadounidense promedio duerme una media de 6,9 horas por noche, en comparación con las ocho horas recomendadas necesarias para la buena salud. De hecho, sólo el 37% de los estadounidenses duermen las ocho horas recomendadas por noche. Aproximadamente 70 millones de estadounidenses están afectados por algún problema de sueño, y se estima que los trastornos del sueño le cuestan a los estadounidenses más de $100 mil millones anuales en gastos médicos, pérdida de la productividad, bajas por enfermedad y daños a la propiedad.
Si tienes problemas para conseguir ocho horas de sueño por noche, debes consultar a tu médico. Este es el momento perfecto para empezar a conseguir más zzzz. Es saludable e incluso ¡puede ayudarte a perder algunos kilos de más!

Related posts:

7 razones por las que necesitas comer más huevos
Cómo el cerebro influye negativamente en tu batalla por perder peso.
6 formas saludables de comenzar tu día

Esto podria interesarte

7 formas para saciar tu hambre
5 peligros de la grasa abdominal
5 formas de perder peso después de vacaciones
Copyright © 2013 Curves Complete | All Rights Reserved. | Powered by LA FABRICA