cerrar X
Usuario:
Contraseña:

Este 2016 ¡ponle vida a tus años!

Doctor talking to a patient¿Cuántos años has pasado aplazando tus revisiones médicas? No dejes pasar más tiempo, recuerda que una mujer  fortalecida, fortalece a su familia; te compartimos los padecimientos de salud que debes estar  pendiente de revisar este año

Las preocupaciones sobre la salud varían con la edad. Por ejemplo, las que acabamos de dar a la luz tenemos diferentes preocupaciones que aquellas que ya pasaron la menopausia. Aquí están las  principales preocupaciones de las mujeres acerca de su salud que van enfrentando según van cumpliendo años, además de unos consejos para prevenir enfermedades y vivir mejor:

1- Cáncer de mama: Disminuye tus riesgos evitando fumar, haciendo ejercicio regularmente, limitando el consumo del alcohol y controlando tu peso. En tus 20 y 30 hazte exámenes clínicos de mama cada tres años y a los 40 comienza a tomarte mamografías anuales. Puede que las necesites antes o más frecuentes si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama u otros factores de riesgo.

2- Cáncer de cuello cervical: Hazte la prueba de Papanicolaou para detectar el cáncer cervical. Las pruebas de Papanicolaou reducen tanto la incidencia de cáncer cervicouterino como la mortalidad.

3- Cáncer de colon: Comienza a hacerte pruebas a los 50 años con pruebas anuales de alta sensibilidad de sangre oculta en heces, la sigmoidoscopia flexible cada cinco años, o una colonoscopia cada 10 años.

4- Enfermedades cardiovasculares/ alta presión sanguínea/ colesterol alto: Si en tu familia hay enfermedades cardiovasculares, o si tu presión arterial o los niveles de colesterol son altos, pregúntale a tu médico acerca de tomar medicamentos para controlar la presión arterial y el colesterol. Tu médico también puede aconsejarte sobre si podrías beneficiarte de tomar una aspirina diaria.

5- Osteoporosis: Para preservar la masa ósea evita fumar, limita el consumo de alcohol, obtén suficiente calcio y vitamina D y haz ejercicios de fuerza, como caminar. Los riesgos de fragilidad ósea son mayores después de la menopausia, por lo que debes complementar tu dieta con calcio y vitamina D3 a partir de los 50 años. Comienza a hacerte exámenes de densidad mineral del hueso a los 65 años, o antes si tienes uno o más factores de riesgo (si has sufrido una fractura de hueso a los 50 años). Hacer las pruebas cada dos o tres años detectará cualquier disminución de la masa ósea, y podrás tomar medicamentos para fortalecer los huesos en forma semanal, mensual o anual (intravenosa) si es necesario.

6- Opciones para el tratamiento de la menopausia: Si la falta de sueño, continuas oleadas de calor o cambios severos de humor interrumpen tu vida, considera la terapia de reemplazo hormonal. Toma la menor dosis de hormonas que necesites para aliviar los síntomas durante el período más breve de tiempo. Las autoridades médicas advierten que evitemos las “hormonas bioidénticas” de farmacias de compuestos, ya que estos fármacos no son eficaces.

7- Control del peso al envejecer: Come porciones más pequeñas y alimentos más saludables, y haz más ejercicio ya que el metabolismo se ralentiza con la edad. Esto ayudará a prevenir la diabetes tipo 2, la artritis y otros problemas relacionados con el peso.

8- Diabetes: Casi 60 millones de estadounidenses tienen pre-diabetes (azúcar en sangre elevada), el precursor de la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 puede conducir a enfermedades del corazón, derrame cerebral, insuficiencia renal, ceguera y pérdida de las extremidades. Los estudios demuestran que una dieta sana y una mayor actividad puede restaurar los niveles normales de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes. También es fundamental para controlar el peso, el colesterol y la presión arterial y para dejar de fumar.

9- Accidentes cerebrovasculares: Toma una aspirina infantil diaria a partir de los 65 años, ya que puede ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular. Mientras tanto, llama al número de emergencia si ves a alguien desarrollar debilidad o entumecimiento de la cara, brazo o pierna(s), confusión, problemas del habla o de comprensión, pérdida de visión, mareos o dificultad en la marcha, el equilibrio o la coordinación. Estos son signos de alerta temprana de los accidentes cerebrovasculares y el tratamiento inmediato puede salvar la vida.

Related posts:

¿Es el jugo verde tan bueno como comerse las verduras completas?
Estrategias para controlar situaciones que te llevan a comer
Beneficios de una buena alimentación

Esto podria interesarte

Cómo perder peso en 9 pasos
¿Quieres subir de peso? ¡Con Curves Complete puedes lograrlo!
Etiquetas nutrimentales
Copyright © 2016 Curves Complete | All Rights Reserved. | Powered by LA FABRICA